Alberobello y sus Trulli... - Secret World

Alberobello BA, Italia
0 views

Marie Geanty

Description

El nombre deriva del griego tardío ???????, que significa "cúpula" e indica antiguas construcciones cónicas de piedra seca de origen prehistórico. La piedra utilizada para las construcciones se obtenía de las rocas calizas de la meseta de Murge. Alberobello, trulli Los Trulli, que se encuentran principalmente en el Valle de Itria, entre las provincias de Brindisi, Bari y Taranto, se siguen utilizando hoy en día como viviendas y son un ejemplo ingenioso y perdurable de arquitectura espontánea. Alberobello, ciudad del interior de Bari, es sin duda la capital de los Trulli: el centro histórico está enteramente formado por estas particulares construcciones en forma de pirámide que lo hacen único en el mundo. Según algunos estudios, los trullos de Alberobello se remontan a mediados del siglo XIV; en esa época, de hecho, era habitual demoler y reconstruir los edificios en ruinas en lugar de repararlos. La construcción en seco, sin mortero, parece haber sido impuesta a los campesinos en el siglo XV por los condes de Conversano, para escapar de un edicto del Reino de Nápoles que imponía tributos a todo nuevo asentamiento urbano. Por lo tanto, estos edificios eran construcciones precarias, fáciles de demoler y no imponibles. En realidad, los trulli son cualquier cosa menos precarios: la estructura interna, aunque carece de elementos de soporte y conexión, posee de hecho una extraordinaria capacidad estática. La planta del trullo es aproximadamente circular; la pesada mampostería de cal está injertada en la base de roca natural. Por lo general, los trullos son unidades modulares: las habitaciones interiores se distribuyen alrededor de la habitación central. El grosor de los muros y la escasez de ventanas garantizan un equilibrio térmico óptimo: cálido en invierno y fresco en verano. El tejado está compuesto por una pseudocúpula de losas horizontales de piedra caliza colocadas en series concéntricas cada vez más pequeñas: las llamadas "chianche" (en el interior) y las más finas "chiancarelle" (en el exterior). Muy importante es la piedra angular, a menudo decorada con motivos esotéricos, espirituales o propiciatorios. Es ingeniosa la presencia de una cornisa que sobresale del tejado y que sirve para recoger el agua de lluvia en cisternas especiales. Los trullos son un ejemplo único de construcción antigua que sobrevive y se sigue utilizando en la actualidad.