RSS   Help?
add movie content
Back

Iglesia de Santa María de la Asunción

  • 05020 Lugnano In Teverina TR, Italia
  •  
  • 0
  • 56 views

Share

icon rules
Distance
0
icon time machine
Duration
Duration
icon place marker
Type
Luoghi religiosi
icon translator
Hosted in
Spagnolo

Description

La iglesia de S. Maria Assunta, insertada armoniosamente en el tejido urbano de Lugnano, puede considerarse la expresión más madura de las iglesias románicas presentes en el territorio del sur de Umbría. Es, sin duda, el edificio de culto más importante de este pequeño pueblo, tanto por su valor artístico y arquitectónico como por su alto valor simbólico, manifestación de la extraordinaria riqueza y vitalidad de la cultura religiosa de una pequeña comunidad medieval. La iglesia, armoniosamente integrada en el tejido urbano, es considerada por algunos como "un producto completamente local" de "origen autóctono", nacido de la idea y la cultura de los habitantes de Lugnano, que siempre ha sido un centro de llegada y estancia para personas de toda Italia. La fachada de la iglesia domina la antigua plaza medieval conocida como la "Platea di S. Maria", que era el punto de referencia y unificación de toda la Contrade de la Terra di Lugnano. En el siglo XVI, y ciertamente antes y después, era el centro de la vida social y el corazón ideal y práctico de toda la ciudad, donde la gente se reunía para las asambleas públicas y para todos los eventos importantes y extraordinarios, y también era el lugar de todas las fiestas y juegos medievales. Su perímetro estaba delimitado por el Palacio del Podestá con la Cancillería y las cárceles, la Iglesia de San Pedro, el Cementerio, la Iglesia de San Eutizio y la Iglesia de Santa María. En el lado derecho había también un pozo característico, que desapareció alrededor de 1950 y esta intervención redujo la plaza que antes era más grande. La Colegiata tiene una placa en su pronaos con una rúbrica del Estatuto, correspondiente a la rúbrica nº 21 del libro primero del Estatuto de 1508. Eroli sostiene que esto es una prueba de la datación de la Iglesia y dice: "Así pues, la misma inscripción nos asegura que la actual Colegiata renovada ya estaba en pie en 1230, y quién sabe cuántos años antes, de modo que los dos siglos que he dado a su reconstrucción no pueden ponerse en duda por ningún motivo". El edificio, orientado hacia el este, hacia el sol naciente, símbolo de Cristo, tiene una típica planta de cruz latina, con una fachada de tres partes con salientes interrumpidos, coronada por un tímpano triangular, que destaca la división interna en tres naves. Está hecha con bloques perfectamente escuadrados de travertino local y adornada con un pórtico con techo semicircular sostenido por costillas semicirculares hechas completamente de piedra. La fachada es rica en elementos numéricos e iconográficos, es decir, símbolos religiosos con significados precisos que podían ser fácilmente "leídos" y comprendidos incluso por la población, habitualmente analfabeta. Estas representaciones, verdaderos proverbios tallados en piedra, tenían por objeto advertir al pueblo y defenderlo de las tentaciones, símbolos que nuestros antepasados entendían con naturalidad. El tímpano, es decir, el punto más alto del tejado, está coronado por un águila, lo que indica que todas las iglesias románicas están dedicadas a la Virgen María. Las dos alas de la gran Águila fueron dadas a María para que volara al "desierto de los hombres", es decir, al mundo, donde nacerá la Iglesia de Cristo. A diferencia de las otras águilas, la nuestra sostiene en sus garras un cordero inmolado y sacrificado, que es el símbolo de Jesús crucificado. La roseta inferior, dividida en seis rayos, significa el tiempo de la Creación, que tuvo lugar en 6 días. Está rodeada por 7 discos de cerámica, siendo el 7 el número perfecto, compuesto por el 3, el número del Cielo, y el 4, el de la Tierra. El gran rosetón es un símbolo de Cristo, el centro del Universo, y tiene los siguientes significados: el círculo es el Cielo, símbolo de Dios, inscrito en un cuadrado que representa la Tierra del hombre. El círculo y el cuadrado juntos representan a Dios haciéndose hombre con la venida de Cristo. La rueda tiene 16 dobles, es decir, 32 en el exterior y 8, es decir, 16 en el interior. Todo el rosetón está construido sobre múltiplos de 8, número que simboliza la Resurrección a través del Bautismo, que quita nuestro pecado original. Las cuatro figuras talladas en las esquinas del cuadrado representan a los cuatro evangelistas, Mateo, Lucas, Juan y Marcos, considerados los cuatro puntos cardinales del Nuevo Testamento, es decir, el Evangelio. Las mismas figuras se repiten en el dintel del pórtico: el Ángel visto de frente representa a Mateo, abierto a la humanidad; el León representa a Marcos, defensor de Cristo; el Águila representa a Juan, símbolo de la Resurrección; el Toro representa a Lucas, símbolo de la pasión y el sacrificio. Al lado de Lucas está Adán en forma de animal, para recordar el pecado original cometido por Adán y que le hizo ser expulsado del Paraíso Terrenal, al otro lado el animal asustado es el símbolo del Pecado. Cada uno de los capiteles de las columnas laterales representa una doble Y, que indica los dos caminos que puede tomar el hombre: la salvación o la condenación. En el capitel, bajo el Ángel de Mateo, están esculpidas dos águilas con las alas tocándose para indicar la importancia de la unidad y la fraternidad entre los hombres. Bajo el Águila de Juan, el último capitel tiene un tema curioso y muy debatido, pero se ha llegado a la conclusión de que las cintas que salen de las orejas de dos hombres y terminan en una flor simbolizan la escucha y la obediencia del hombre a la palabra de Dios.

image map
footer bg